¿Moda o nueva tendencia? Cada vez vemos más oferta de cursos en línea, pero nos preguntamos: ¿todos los contenidos pueden ser usados a través de este recurso?

Sin dudas las personas necesitan nuevas formas de aprender, la vida ya no tiene el ritmo de antes, las necesidades de quienes quieren formarse han cambiado. Desde hogares monoparentales a la masificación de la educación de adultos, son varios los motivos por los que muchas personas buscan aprender de un modo acorde a sus necesidades y la oferta los acompaña.

En cuanto a los contenidos, actualmente con las nuevas tecnologías se hace mucho más sencillo interactuar con el alumno a través de una pantalla, pero obviamente no podemos decir que “una única solución sirve para todos”. 

El diseño curricular busca adecuar los contenidos a los objetivos de aprendizaje y es allí cuando se define qué tipo de vehículo se debe utilizar para generar conocimientos.

La docencia de adultos tiene sus desafíos y contar con un equipo formado y experiente, no solo en técnicas de aprendizaje, sino en los contenidos en la práctica, garantiza el mejor acercamiento a cumplir con los objetivos que nos propongamos.